Estamos en pleno período de la “operación bikini” y los profesionales de la estética ya están ofreciendo en sus centros los más nuevos y eficaces tratamientos corporales reductores y anticelulíticos para mantener y atraer a más clientes.

Conocidas son la envolturas de algas, barro, o incluso de chocolate o vino, pero Pevonia, siempre en continua investigación para hallar las formulaciones más vanguardistas en alta cosmecéutica natural, ofrece un innovador tratamiento corporal basado en el Café Verde, con los productos de la línea anticelulítica Nymphea.

Los productos de esta línea tienen como principio activo clave elácido clorogénico, que se encuentra en una alta concentración en los granos de café verde no tostados. Este ácido activa una proteína que ayuda a estimular la liberación de grasa fuera del adipocito y también causa la inhibición del proceso que no deja que el cuerpo utilice esa grasa como energía. La diferencia radica en que otros principios activos, como las algas, no tienen el poder de desencadenar esta proteína, por lo que el tratamiento actúa reduciendo volumen y celulitis de una manera mucho más eficaz.

En el protocolo de tratamiento tiene como principal producto la Envoltura de Café Verde en forma de polvo micronizado que, aparte de contener este ácido clorogénico, también contiene cafeína, ácido cafeico y fenólico, aceite esencial de cafeón, glúcidos, minerales y lípidos, por lo que también libera y elimina toxinas, reafirma, hidrata, rejuvenece y promueve la diuresis, después de una exposición de 20 minutos en todo el cuerpo o en una zona localizada.

Para complementar esta envoltura, la esteticista debe emplear otros productos de la línea Anticelulítica Nymphea, como el Gel Activador y la Crema de Café Verde. Este último producto también tiene un formato de venta al público para recomendar a la clienta que se lo aplique en casa diariamente. Además, para potenciar mucho más el efecto reductor, también es conveniente aplicar el Concentrado de Café Verde, que acelera el proceso de desintoxicación de la piel, activa la disolución de grasa y la convierte en energía, suavizando la piel de naranja.
Es un tratamiento aconsejable para todo tipo de pieles, dejando una agradable sensación de relajación y sosiego.